Install this theme
De Verdad, No Tienes Nada Que Agradecer?

Es bien difícil pero sobre todo muy peligroso convivir con esa gente que vive quejándose, difícil y contagioso, luego cuando ves que esa persona se queja siempre de lo que no tiene, en lugar de darnos cuenta de lo que sí tenemos, comenzamos, al igual que esas gentes a poco a poquito a darnos cuenta de que hay cosas que también nos hacen falta y en menos de lo que imaginamos ya tendremos la lista de 3,000 cosas que si tuvieramos nos harían más felices y sentir más cómodos, luego, al estar cerca de esas personas empezamos a sentir, sin darnos cuenta, que nosotros merecemos más, de estar más arriba, de ser mejores personas a nivel social, tal vez no mejores humanos, pero sí mejores personas con un nombre más reconocido, dejamos de vernos a nosotros mismos y veremos a las personas que están cerca de nosotros para ver qué es lo que ellos sí tienen y nosotros no. Quiero más amigos, quiero más diversión, quiero más dinero, quiero un mejor carro, quiero mejor ropa, quiero mejor alcohol, necesito más descanso , no quiero esta vida porque merezco otra mejor, quiero más amor de mi familia, quiero, quiero, quiero. No tengo, me falta, quisiera, necesito, ayúdame a conseguir, quiero, quiero y más quiero, y no sabremos en qué momento comenzamos a ser tan infelices, no sabremos nunca porqué nada de lo que sí tenemos nunca es suficiente comparado con lo que no tenemos, olvidamos agradecer lo que hay y reclamamos lo que no hay, creemos que somos pobres, muy pobres y que deberíamos de ser más pero mucho más ricos, creemos que somos desafortunados y que podríamos ser más afortunados… Para ese tiempo mis queridos seres humanos la palabra “GRACIAS” se habrá ido de nuestro vocabulario y lo que es peor, se habrá ido de nuestro interior. El maravilloso arte de agradecer se habrá esfumado y nada de lo que nos llegué o de lo que la gente haga por nosotros será nunca suficiente, porque tú siempre merecerás más.

Hoy quiero hacerte una invitación, quiero que lo intentes, hoy, agradece, agradece todo, di gracias, con tu boca, con tu voz, di gracias con tus actos, agradece todo, di gracias al cielo, a la tierra, al agua, al viento, tienes tanto de que agradecer, de verdad, creelo, agradece siempre, que vives, que respiras, agradece el oxigeno que te rodea, agradece. Agradece tus virtudes pues te hacen especial, agradece tus defectos ellos te hacen aun más especial, agradece que estás sano, muchos no lo están, y si estás enfermo, agradece que lo estás, algún día sanarás y sabrás lo que es estar enfermo, sabrás lo que es no estar sano. Agradece que eres rico, el mundo está lleno de pobreza, agradece si eres pobre pues tu espíritu será fuerte, tu espíritu será un luchador, agradece tus carencias y lucha por superarlas. Agradece que hay gente que te rodea y agradece por las que ya no están, si se fueron de tu lado es porque ya no las necesitabas, vinieron a ayudarte, lo lograron y se fueron, buenas o malas personas, todos vienen a ayudarte, piénsalo. A quien te trata bien y a quien te trató mal. Agradece a tus amigos por ser parte de tu vida, no sabes lo bello que es tener un amigo, tener muchos es un verdadero tesoro. Agradece a tus enemigos, te enseñan lo que no queremos de la vida. Agradece el amor de tus padres, si los tienes, si no los tienes… agradece. Agradece lo que tienes y lucha por lo que no tienes y deseas bien dentro de ti, agradece tus carencias, venimos a superarlas, agradece que eres feliz, pues hay gente que no lo es, agradece que no eres feliz pues algún día de verdad lo serás y sabrás lo triste que es no serlo. Agradece que puedas reír, tu alma crece cuando lo hace, algradece que puedes llorar tu alma se libera cuando lo hace, di gracias, di gracias por todo, por poder beber, por poder comer, por poder caminar, por poder ver, por poder escuchar, por poder moverte, por poder bailar, por poder cantar, por esa carcajada de hoy, por ese llanto que pensaste jamás terminaría, porque estás aquí, porque estás ahora, agradece que estás vivo, tal vez la vida pudiera ser mejor, pero agradece que la tienes, agradece todo lo que has gozado pues te hizo feliz, agradece todo lo que te hizo sufrir, sabes mejor que nadie que te hizo quien eres hoy. Agradece el amor, agradace el desamor. Hay tantas cosas porque decir gracias, por tus hijos, por tus padres, por tus hermanos, por tu esposo, por tu esposa, por tu abuela, por tus primos, primas, tios, agradece si tienes una familia, hay quienes no la tienen. Agradece que eres quien eres, eres único, no hay otra, no hay otro como tú, entre tantos millones y millones de seres humanos fuiste tú como eres (algún día te diré lo hermoso que eres), pudiste ser otro pero eres tú, agradece ser como eres, puedes mejorar, tal vez, pero con todo y ello agradece tus defectos, son tus defectos y los debes querer, agradece que eres bello, agradece cada parte de tu cuerpo, cada respiración, no la desperdicies, cada respiración es un soplo de vida que el universo te regala, estás vivo, estás viva, agradece que has venido a este mundo, pudiste no nacer y naciste, agradece la belleza de la vida, la vida con problemas o sin problemas es bella, es una experiencia única, la vida es corta y la vida es larga, la vida es bonita o la vida es fea, la vida es justa, la vida es injusta, agradecela, hay gente que no nació, gente que no pudo existir, gente que murió antes de nacer, tú viniste, tú lo lograste y hoy estás aquí, no desperdicies tus momentos con lamentos y reclamos, desperdicia tu tiempo agradeciendo pues la verdad es que no será un desperdicio. Agradece tu pasado, agradece tu presente, agradece tu futuro, sea lo que sea que vendrá, que venga y di siempre gracias, te lo digo porque me lo quiero decir a mí mismo, agradezco que me leas, agradece que te escribo. Agradece todo… aun lo que ya no quieras. Respira, observa, siente, y sabrás que tienes tanto de que agradecer.

No te equivoques, agradecer todo no te hace un conformista, agradecer un golpe no es soportar una vida de golpes, agradecer un golpe es aceptar que lo recibiste y que decidirás si quieres seguir recibiendo golpes o no, no es agradecer que te hayan golpeado, es agradecer que ahora sabes lo que sinifica ser golpeado.

Agradecer se convierte en un hábito cuando lo haces frecuente, cuando agradeces, cuando dices un mínimo gracias, comienzas a ver la vida como un regalo. No significa que no merezcas más, todos merecemos más, todos podemos ambicionar más de lo que tenemos, eso no nos hace despreciables, deseamos por naturaleza, deseamos porque desear es bello, queremos más por instinto. Pero antes de pedir, hay que agradecer lo que ya está. Tampoco significa que tengas que traer todo el día en tu cabeza la palabra “Gracias”, no se trata de eso, es absurdo tal vez, pero dedica un momento del día, un momento a la semana, un momento al mes, a observar, a observarte… ¿De verdad crees que no hay nada que debas agradecer?